flashdrive

Mala noticia para los fans del gigante de California. La herramienta que Microsoft ofrecía a sus clientes para crear una copia ligera de Windows 7 instalable desde una memoria flash, ha generado controversia al descubrirse que el pequeño programa contenía código del proyecto ImageMaster, software bajo licencia GPLv2. El problema no está en el utilizar código libre, pero sí en no indicar que el código es libre o liberar las modificaciones realizadas. Microsoft ha declinado referirse al asunto, pero bajaron inmediatamente el software desde el sitio de descargas e indicaron que “investigarán el asunto”.