Poner fin a la imagen de 32 bits en Ubuntu es una posibilidad que se viene barajando desde hace tiempo por parte de Canonical y que dentro del ecosistema de GNU/Linux ya hay algunas distribuciones que han venido adoptando como Antergos y openSuse que a pesar de continuar dando soporte a los paquetes de esta arquitectura han dejado de distribuir el ISO. Según parece, todo apunta a que el deceso definitivo de la imagen de 32 bits en Ubuntu ocurrirá en con la llegada de 16.10 Yakkety Yak.

32-64-bits-272x226
Dimitri John Ledkov es el Ingeniero de Software en Canonical que ha propuesto dejar de ofrecer las imágenes de 32 bits en el lanzamiento de Ubuntu 16.10 Yakkety Yak, argumentando que

“construir imágenes de i386 no es gratis, viene con un coste de utilización de nuestra granja de construcción, aseguramiento de la calidad (QA) y tiempo de validación”

A estas palabras añadió otras frases que hacían referencia al coste en recursos de la construcción y mantenimiento de las imágenes de 32 bits, incluyendo el espacio que ocupa en los mirrors y el ancho de banda.

Objetivo: Abandonar definitivamente las 32 bits para Ubuntu 18.10

Ledkov ha propuesto que, a pesar de abandonar la distribución de las imágenes de 32 bits a partir de Ubuntu 16.10, se siga dando soporte a las aplicaciones de 32 bits. Esto quiere decir que Canonical apostaría por la misma fórmula que en openSUSE Leap, sistema operativo que todavía sigue suministrando librerías y otros paquetes de 32 bits para darle soporte a aplicaciones como Skype y Steam (por nombrar las más destacadas que no tienen versión de 64 bits). Cuando aparezca Ubuntu 18.04 LTS se ha planteado dejar de producir ciertos productos en arquitectura de 32 bits, como el kernel, imágenes cloud y el instalador a través de red.

Con la llegada de Ubuntu 18.10 se ha propuesto eliminar todo rastro de 32 bits, teniendo que ofrecerse su soporte a través de paquetes Snap, contenedores y máquinas virtuales.

Encuesta

Sorry, there are no polls available at the moment.