En este post les hablábamos que este 7 de diciembre, Google había convocado a la prensa a un evento especial en San Francisco, pues bien de la mano de Genbeta, les traigo las novedades:

 

Google Cloud Print, imprime desde cualquier lugar

 

Para comenzar con las novedades presentadas en el evento de Chrome de ayer comenzamos con Cloud Print. Ya les hablamos de este protocolo de Google hace tiempo, y ayer lo hemos visto por fin en funcionamiento.

Google Cloud Print ya está disponible para todos, y nos permite imprimir documentos desde cualquier sitio. Para esto tendremos que poseer una impresora específicamente preparada para ello, o bien una impresora normal conectada a un ordenador con Windows y con Chrome.

Aunque de momento sólo funciona desde Chrome y Windows, seguramente tendremos dentro de poco una aplicación para Android para poder imprimir desde dispositivos móviles. En cuanto a la seguridad, dependemos de nuestra cuenta de Google: las impresoras están vinculadas a nuestra cuenta y nadie más puede acceder a no ser que las compartamos.

Una buena idea y realmente útil. Con el aumento de dispositivos móviles que estamos presenciando estaba empezando a hacer falta un servicio de este tipo: universal y fácil de usar.

Chrome OS: Google presenta su visión de sistema basado en la web y en la nube

Otra novedad, quizás la más importante de todas las que ha tratado Google en el evento es sin duda Chrome OS, el sistema operativo de Google completamente basado en un navegador web y en la nube. Se ha presentado una versión mucho más avanzada de la que pudimos ver hace un año, y perfectamente usable como sistema operativo para la gran mayoría de usuarios con necesidades usuales.

Al estar basado en la nube, la configuración de Chrome OS es terriblemente sencilla y rápida: abres el ordenador, aceptas la licencia de usuario, inicias sesión con tu cuenta de Google, escoges una imagen para tu avatar y fin: Chrome OS aparece en la pantalla con tu sesión iniciada, tu historial, tus favoritos, tus aplicaciones de Web Store, tus búsquedas, tus extensiones, tus temas… todo.

 

Otra gran ventaja de tener todos los datos sincronizados con nuestra cuenta de Google es que podemos estar usando nuestro perfil en otro ordenador, digamos un PC con Chrome instalado, y todos los cambios que realicemos allí se verán reflejados en nuestro Chrome OS en apenas unos segundos. Por supuesto, podemos tener varias cuentas de Google en cada ordenador con Chrome OS estando cada cuenta encriptada, y los invitados podrán identificarse con su cuenta de Google en un modo especial para este tipo de usuarios en el que tras su uso, los datos del invitado desaparecen por completo.

La velocidad de Chrome también ha sido llevada a Chrome OS: el sistema se recupera instantáneamente del reposo, hasta tal nivel que han tenido que hacer la demostración enfocando al ordenador en sí porque los proyectores eran demasiado lentos recuperando la imagen. Además de eso, contamos que el sistema es más rápido que una instancia de algo más grande y complejo como Windows o Mac OS X.

Otra cosa que se ha prometido en el evento es que a diferencia de otros sistemas, Chrome OS no se ralentiza a medida que se va usando. Un ejemplo que ha dado el ponente es que él mismo ha estado usando Chrome OS durante seis meses, y al estar basado en un navegador no ha notado ni una pizca de reducción de velocidad en todo este tiempo.

 

Más características relacionadas con la nube: al depender tanto de la red, todos los ordenadores que vengan con Chrome OS instalado llevarán de serie un módem de datos móviles, con el que podremos usar una tarifa de datos de la operadora móvil que queramos. En el caso de los Estados Unidos, Verizon ofrecerá planes desde 9,99 dólares al mes para poder navegar desde cualquier lugar del país sin contratos ni permanencias. Este tipo de planes llegarán tarde o temprano al resto de países.

Para los aventureros que quieran probar Chrome OS lo antes posible, Google ha lanzado el Chrome OS Pilot Program, con el que los usuarios podrán probar Chrome OS en un portátil de 12 pulgadas llamado Cr-48, que no tiene ninguna marca ni pegatina en él, carece de disco duro y está libre para que incluso podamos instalarle otros sistemas operativos. Dicho programa se implementará primero en ciertas empresas que se han apuntado aunque también personas individuales pueden solicitar un ejemplar.

 

Desde luego, Google apuesta mucho por Chrome OS. Sabe que muchísimos de los usuarios no necesitan todo un Windows para poder navegar, mirar el correo, las redes sociales, chatear, mirar vídeos… para un uso normal como este con Chrome OS hay más que suficiente. Y si consiguen introducir en las tiendas eficazmente esos ordenadores con Chrome OS preinstalado podrían hacer mella en el imperio Windows.

Falta todavía camino para que Chrome OS vea la luz en una versión final, pero pinta bien. Acer, Samsung e Intel lanzarán máquinas con Chrome OS preinstalado a mediados del año que viene. Mientras tanto, si sois de los impacientes, siempre podéis entrar en el programa piloto para probar uno.

Chrome Web Store aterriza por fin

Llega el lanzamiento de Chrome Web Store, que fue anunciada en la Google I/O de este año. No hay diferencias con lo que ya os contamos en su momento. Disponible desde ya en todas las plataformas en las que Chrome funciona (además de en otros navegadores), permite descargar y comprar aplicaciones para que funcionen en Chrome. Se paga igual que en Android, con las credenciales de Google, aunque aquí añaden la opcíón de probarla de forma gratuita. En cuanto a la interfaz, es simple y fácil de usar, y muy parecida a la iTunes Store.

Chrome Web Store ya cuenta con varias aplicaciones desde el primer momento. Tenemos una aplicación de gráficos, Cloud Canvas, juegos con EA, un periódico, The New York Times e incluso una versión para Chrome del lector de libros de Amazon, Kindle. Todas funcionan tanto online como offline, así que no dependemos completamente de una conexión. Y, cómo no, tenemos aplicaciones Flash y HTML5 a partes iguales.

Creo que esta tienda online de Google va a tener éxito. Las aplicaciones en el navegador son bastante atractivas, sobre todo si nos ofrecen algo más aparte de la versión web, como la de The New York Times, o si son completamente nuevas, como Kindle.

Google muestra un avance de los planes de futuro con Chrome

Por último, pero para nada menos importante, Google ha presentado una serie de mejoras que está preparando para su navegador Chrome. Y a pesar que el desarrollo de dicho navegador sea rápido y ya sepamos de algunas de las próximas funcionalidades mediante sus versiones del canal de desarrolladores, hay ciertas novedades que se han comentado.

En primer lugar, pronto podremos usar la funcionalidad de Google Instant Search directamente desde la barra de direcciones de Chrome, de modo que si escribimos cualquier cosa en esa barra, a medida que vayamos escribiendo se nos irán cargando las páginas web que estén presentes en las sugerencias basadas en nuestro historial. Es decir: si solemos visitar Genbeta a menudo sólo tendremos que escribir una g en la barra de direcciones y sin ni siquiera tener que pulsar la tecla ENTER la página se cargará instantáneamente.

En cuanto a la velocidad del navegador,también hay buenas noticias: Google se está esmerando en acelerar todavía más Chrome, hasta el punto en el que el nuevo lector de archivos PDF integrado será capaz de cargar un PDF de 1.000 páginas sin que apenas nos demos cuenta. Lo mismo con los gráficos: en el evento han mostrado un acuario tridimensional en WebGL con más de 1.000 peces y tiburones que, ojo al dato: disparan rayos láser a través del cristal del acuario con efectos de refracción incluidos.

La mejor noticia en el apartado de la velocidad del navegador es que se ha desvelado una nueva versión de Chrome con algo llamado Crankshaft, que se encarga de aumentar el rendimiento del navegador aproximadamente un 40% gracias a una tecnología bautizada como ‘compilación adaptada’. Es de suponer que en cualquier momento esta nueva versión de Chrome aparezca disponible para todos.

La simplicidad del navegador también es algo que mejorará en el futuro: quieren que las actualizaciones sean automáticas y sin que el usuario se dé cuenta de que estén pasado, sin ningún tipo de diálogo. Google considera que no hay excusas para tener siempre la última versión de Chrome por motivos de seguridad, y el principal motivo por el que la gente no actualiza son los diálogos llenos de texto en los que la actualización aparenta ser complicada.

Desde luego, Google puede estar contenta. Chrome crece rápidamente y a pasos agigantados, y de hecho han comunicado que más de 120 millones de personas están usando el navegador en estos momentos. Y con la llegada de la Chrome Web Store, suponemos que más personas se verán atraídas a probar la aplicación.