Hoy necesité descargar fuentes de internet para trabajar con ellas en la edición de un sitio web, lo que me llevó a preguntarme: ¿Cómo instalar las fuentes de modo que el sistema operativo me permita usarlas en diferentes aplicaciones?. La solución como de costumbre es bastante simple.

1. Copiamos las fuentes para la dirección /usr/share/fonts/truetype

2. Actualizamos el caché de fuentes.

$ sudo fc-cache -f -v

Con estos dos pasos debemos tener las fuentes disponibles en el sistema operativo. Vale señalar que lo hice en Nova y trabajó sin dificultad, por lo tanto debe servir al menos en Ubuntu y Debian.