Quizás algunos me critiquen por esta entrega, pero soy un amante de Gimp y me gustaría que muchas más personas vieran en él, lo que yo veo. Primero que todo, reconozco que Photoshop es el software de edición de imágenes más popular, hasta el punto de que se ha generado un nuevo verbo a partir de ese programa: “photoshopear”, que significa modificar o mejorar una imagen digitalmente. Pero entre los usuarios del software libre, hay un término más popular: “gimpear”, y está en pleno auge.

Gimp es una alternativa libre y superior a Photoshop en varios puntos. Por eso les voy a dar diez buenas razones para elegir Gimp antes que Photoshop.

 

1.Requisitos mínimos

Gimp se puede usar en la mayoría de los ordenadores, ya que no exige unas especificaciones técnicas muy altas para funcionar. El mínimo RAM exigido para correr Gimp es 128Mb. Para correr Photoshop CS 5 se requieren al menos 1000Mb.

 

2.Configuración

Gimp es completamente personalizable. Puedes cambiar el aspecto de las herramientas, los iconos, las posiciones de los botones, etc. Photoshop no es tan flexible en este aspecto.

 

3.Herramientas

Photoshop es de inicio más potente que Gimp, pero generalmente incluye herramientas que los usuarios corrientes no usarán jamás. Gimp no incluye todas las herramientas de serie, pero ampliando sus características podemos obtener una herramienta igual de potente que el Photoshop. De este modo Gimp consigue ser más amigable con el usuario y a la vez más sencillo de usar.

 

4.Soporte

Gimp ofrece actualizaciones y mejoras periódicas. El software se actualiza frecuentemente y de manera online, sin necesidad de adquirir o comprar la siguiente versión del software como pasa con Photoshop.

 

5.Extensiones

Gimp ofrece una gama de extensiones enorme. Filtros, brochas, efectos etc. Al ser software libre, permite que cualquiera pueda añadir y mejorar extensiones y filtros, lo que nos ofrece una gama más variada y de mejor calidad que la de Photoshop.

 

6.Ligereza

Gimp necesita apenas 30Mb de espacio en el disco para instalarlo. Con Photoshop necesitarás gigas para hacerlo rular. Además Gimp es más rápido que Photoshop, incluso en equipos antiguos.

 

7.Comunidad

La comunidad de Gimp es libre y abierta, lo que hace que Gimp tenga infinidad de tutoriales, ayudas, extensiones y mejoras continuas que mejoran la experiencia del usuario y aporta mucho al propio programa. Photoshop cuenta con comunidades de usuarios también, pero al ser software privativo, las posibilidades se ven reducidas a compartir experiencias de uso. Gimp no tiene limitación alguna.

 

8.Multisistema

Gimp está disponible para Windows, Mac y GNU/Linux. Photoshop sólo para los sistemas de Microsoft y Apple. Es decir, el uso de Photoshop implica necesariamente el uso de un sistema privativo y de pago, con todo lo que ello implica en cuanto a libertad, seguridad y dinero.

 

9.Gratis

Gimp se puede descargar de manera gratuita de la red y de manera legal (aunque puedes donar algo a sus programadores si lo consideras oportuno). Photoshop es una aplicación de pago y además muy cara. La mayoría de la gente no puede pagar ese dinero para editar fotografías, con lo que recurren a las copias “piratas”. (Algo absurdo teniendo la opción de Gimp de manera gratis y libre)

 

10.Libre

Gimp es software libre. Esto significa que puedes usarlo para lo que quieras, modificarlo a tu gusto, añadir o quitar funcionalidades, copiarlo en un disco y regalarlo a quien quieras, ponerlo en tu web, pasárselo a tus compañeros de clase etc. Es decir, Gimp ofrece plena libertad para usarlo como quieras, ninguna empresa te impondrá nada, tú decides lo que hacer. Photoshop es software privativo. Eso significa que no podrás copiarlo o distribuirlo sin autorización, ni prestarlo, ni modificarlo a tu gusto, ni adaptarlo a tus necesidades. Tendrás que usar el software que Photoshop te de, y si no te gusta, pues te aguantas.

 

Espero que después de leer estas 10 razones al menos veas a Gimp como una alternativa para editar tus imágenes. Prúebalo, no te arrepentirás.