Pues Oracle sigue desmantelando las cosas buenas que había hecho Sun, desde que el gigante comprara a Sun ha ido cerrando poco a poco los productos estrellas de Sun. Ya se han visto afectados MySQL, Solaris, Open Office(¿aún vive?) y como era de esperar Java, plataforma de desarrollo que ha visto convertirse en componente esencial del mercado de los móviles, pregúntenle a Android por ejemplo.

Lo que ha hecho Oracle es eliminar la licencia “Operating System Distributor License for Java” conocida como DLJ. Esta licencia permitía que los binarios de Java de Sun pudieran ser empaquetados e incluidos en los repositorios de las distintas distribuciones de Linux. Por ejemplo en Ubuntu se encuentran bajo el nombre sun-java6* que desde hace un tiempo para acá se habían movido para los repositorios partner y bajo ese mismo nombre se puede encontrar en otras distribuciones. Ahora solo se podrá utilizar desde los repositorios la implementación libre llamada openjdk, que aún no se iguala con su padre. Adiós Java, Dios te salve.