Uno de los temas más debatidos en el último UDS (Ubuntu Developer Summit) fue justamente la posibilidad de que Ubuntu se convierta en una distribución Rolling Release, el debate fue intenso y las opiniones variadas pero al final no se consiguió llegar a un consenso. Uno de los principales detractores de qu esto sea así es Mark Shuttleworth a quien la idea no le acaba de cuajar y es que si somos realista Ubuntu es una distribución de Linux que intenta vivir en un continuo desarrollo evolutivo que pudiera llegar a ser considerado como convulsivo y frenético, y la única manera de conseguir que esto sea así hasta el momento son esos lanzamientos cada seis meses. La muestra más fehaciente es el propio Unity, que, en muy poco tiempo a evolucionado de manera vertiginosa.

Ubuntu-Logo

Pero la cosa es que el tío Mark tampoco esta satisfecho con el actual ciclo de liberaciones de su distribución. Por esa razón ha publicado en su blog una propuesta en la que busca reforzar las versiones con soporte extendido y dar menos soporte a los lanzamientos intermedios, haciendo de la versión en desarrollo una suerte de Ubuntu Rolling Release.

La idea de Shuttleworth consiste básicamente en tres puntos:

Reforzar los lanzamientos LTS

Haciendo tres cosas: 1. Añadiendo, de manera opcional, la actualización a versiones nuevas del kernel; 2. Actualizando componentes base del sistema siempre que estos no rompan las APIs existentes, un ejemplo sería actualizando la versión de Unity en Precise para que esté a la par de la versión de Raring; 3. Ofreciendo actualizaciones condicionales para componentes importantes de la plataforma, como OpenStack.

Reducir el tiempo de soporte de los lanzamientos intermedios

Según Shuttleworth, pocos usuarios aprovechan los 18 meses de soporte de los lanzamientos intermedios. La idea es entonces reducir ese tiempo a sólo siete meses. «Nuestra suposición es que los lanzamientos intermedios serán utilizados por gente que esté involucrada, aún si es de manera tangencial, en el desarrollo de Ubuntu, mientras que las versiones LTS serán usadas por aquellos que solamente consumen [el sistema operativo]».

Hacer de la versión en desarrollo una versión Rolling Release

La idea de este punto es que la versión en desarrollo de Ubuntu se vuelva una sola versión, misma que sea utilizada por los usuarios como la versión Rolling Release de Ubuntu. De esta manera no habría necesidad de actualizar, en el sentido más tradicional de la palabra, cuando un nuevo lanzamiento sea publicado. Mark Shuttleworth está convencido de que se trata de una buena idea, aunque aclara que su propuesta es precisamente eso y nada más, añadiendo que está a la espera de la retroalimentación necesaria de parte de sus compañeros y la comunidad.