Este artículo me lo hizo llegar Angel Lambertt Pierra, a quien agradezco la colaboración con el blog. Hoy sumo a la noticia un vídeo que ilustra lo expuesto.

La surcoreana Samsung ha diseñado un teléfono que en lo técnico es de lo mejorcito del mercado. El Samsung Galaxy S4 dispone de algunos de los avances tecnológicos más destacables que podemos encontrar en comparación con otros dispositivos. Pero no sólo llama la atención en ese sentido. Y es que el nuevo buque insignia de la firma asiática ha depositado gran parte de su apuesta en las funciones inteligentes. Su predecesor ya anticipó la tendencia que se ha confirmado con el Samsung Galaxy S4, el cual viene a desplegar un rico abanico de aplicaciones integradas que potencia todavía más la idea de que los smartphones son las nuevas navajas suizas de la era digital. Veamos de una pasada cuáles son las funciones más interesantes que se estrenan en el Samsung Galaxy S4.

Galaxy S3 Samsung-1

El teléfono táctil que no se toca

Los rumores anticiparon lo que acabó por confirmarse. El Samsung Galaxy S4 ofrece modos de control que no requieren de interacción táctil. El Samsung Galaxy S3 ya disponía de Smart Stay, un sistema con el que el teléfono interpretaba cuándo dejábamos de mirar la pantalla para que ésta pasase al modo de reposo sin necesidad de tocarla. Y el Samsung Galaxy S4 da un paso más en este sentido.

Lo que nos encontramos son funciones como Air View, un ingenio que procede del Samsung Galaxy Note 2, aunque en el caso del tabletófono de la casa surcoreana, este sistema requiere del lápiz S Penpara funcionar. En el Samsung Galaxy S4, Air View funciona colocando el dedo suspendido sobre el panel —sin tocarlo, como decimos—, de modo que se puedan ofrecer vistas previas de determinados contenidos sin necesidad de abrir archivos —ya sea álbumes de fotos, emails u otro tipo de documentos—.

Otra de las nuevas opciones de control sin acceder a comandos táctiles es Smart Pause. En este caso, lo que se consigue es que el reproductor multimedia reaccione, como en el caso de Smart Stay, a la mirada. De lo que se trata es de que el Samsung Galaxy S4 interprete cuándo dejamos de mirar la pantalla para que el vídeo que estemos reproduciendo se pause y arranque de nuevo cuando volvamos a observar en dirección al panel. Más sencillo es Smart Scroll, otra de las funciones que se filtró durante las jornadas previas a la presentación del Samsung Galaxy S4, y que básicamente nos ayuda a mover las páginas web hacia arriba o hacia abajo sin desplazar el dedo por la pantalla. Para ello, el teléfono recurre alacelerómetro, de forma que cuando inclinamos el Samsung Galaxy S4 hacia adelante o hacia atrás, el contenido del navegador se moverá en uno u otro sentido.

Un móvil para estar en forma

Samsung ha querido centrarse en hacer de su nuevo buque insignia un aliado para el usuario, y no un mero instrumento. El apartado dedicado a aplicaciones y funciones dedicadas a la salud supone un ejemplo de ello en el Samsung Galaxy S4. Cierto es que para poder aprovechar todas las posibilidades que brinda el terminal es preciso recurrir a determinados accesorios, aunque ello no resta el atractivo de saber que desde el primer momento, el Samsung Galaxy S4 ofrecerá esas funciones de serie.

La idea es que el teléfono pueda llevar un control del ejercicio que hacemos a través de la suite S Health, con la que se miden nuestros pasos, la frecuencia cardíaca y la progresión que vamos desarrollando. También puede ayudarnos a mantener la línea, realizando controles de actividad y dieta.

Mejorando la asistencia

Con el Samsung Galaxy S3 vimos llegar la competencia directa de Siri en el iPhone. Se llama S Voice, y con este Samsung Galaxy S4 da un paso más. Ya no sólo servirá para realizar búsquedas de información o para lanzar aplicaciones, sino que se integra con las opciones de navegación GPS para generar lo que ahora conoceremos como S Voice Drive. Este sistema no sólo permitirá tener un asistente de geoposición punto a punto, como lo que ya conocemos por la aplicación Navigator de Google, sino que además mantendrá activas funciones de control de funciones del teléfono que se gestionarían con comandos de voz de entrada y de salida.

Es decir, que mientras usamos el sistema S Voice Drive, podríamos realizar o responder llamadas o hacer que el Samsung Galaxy S4 nos lea los mensajes o emails recibidos. En este sentido, será interesante comprobar si las aplicaciones de terceros también se integrará en S Voice Drive para que, por ejemplo, los mensajes de Whatsapp puedan ser leídos mientras conducimos.

El smartphone políglota

Otra de las novedades que se presentan de serie en el Samsung Galaxy S4 es el traductor S Translator. Son varios los idiomas que reconoce esta función, que permite pasar tanto textos escritos como orales de un idioma a otro. Por el momento, esta función llega con soporte para español latinoamericano, aunque es de esperar que los chicos de la surcoreana vayan ampliando la horquilla de lenguas y acentos tras el lanzamiento del Samsung Galaxy S4.

 La cámara aún tiene mucho que decir

Dos son las cámaras que lleva el Samsung Galaxy S4. La principal funciona con un sensor de trece megapíxeles, mientras que la secundaria opera con uno de dos megapíxeles. Ya sabemos que llevarán multitud de configuraciones, efectos y filtros con los que mejorar notablemente los resultados de captura. Pero eso no es lo que llama nuestra atención dentro del marco de novedades incluidas en el Samsung Galaxy S4. En este sentido, cabe destacar cuatro funciones muy interesantes. La primera es Dual Shot, un sistema que permite fusionar dos fotos o dos vídeos capturados simultáneamente desde cada una de las cámaras del Samsung Galaxy S4.

Otra utilidad que se suma a las opciones integradas en el teléfono de Samsung se llama Sound and Shot, y sirve para añadir una contextualización de audio a nuestras fotos. La idea es que se capturen unos segundos de sonido cuando hacemos una foto para que se reproduzca cuando veamos la imagen posteriormente. La tercera función que queremos destacar es Eraser, una utilidad que nos ayuda a limpiar las fotografías de elementos que en el momento de la captura hubiésemos deseado que no estuvieran ahí —como una señal de tráfico, un transeúnte inesperado o el cuñado que acaba incordiando en la cena de Navidad—.

Por último, el Samsung Galaxy S4 incluye una nueva galería de imágenes que, si bien no es propiamente una prestación integrada en la controladora de la cámara de fotos, sí que mejora la comunicación entre una y otra aplicación. Ahora, los álbumes se generan de modo que permitan gestionar el orden en que se presentan y ordenan con mayor eficiencia. Así, por ejemplo, podremos encontrar imágenes según varios criterios, como por geolocalización, abriéndose a opciones enriquecidas que, por ejemplo, permitirían lanzar todo un álbum a redes sociales.

«Escucha esto»

Es un clásico. Tenemos una canción —o un vídeo, o una imagen…— en la memoria de nuestro terminal, y queremos que nuestros amigos y familiares tomen buena nota de ello. Con el Samsung Galaxy S4 se acabó eso de ir pasando los auriculares de oreja en oreja —o aún peor: activar el altavoz del teléfono, una práctica que a muchos habrá arrancado una mueca de desaprobación en el autobús o en el metro—. Para ello, disponemos en el nuevo buque insignia de Samsung de Group Play. Esta función ofrece la opción de pasar contenido multimedia entre dispositivos Samsung Galaxy S4, y no sólo eso: el principal atractivo de esta aplicación es que sincroniza todos los equipos vinculados de modo que los contenidos reproduzcan al mismo tiempo. Quizás no parezca gran cosa, pero a la larga los compañeros de vagón que se crucen con los usuarios del Samsung Galaxy S4 lo agradecerán.

Dos teléfonos en uno

Durante el pasado Mobile World Congress 2013 pudimos conocer qué tal funciona Samsung Knox, una utilidad que estará presente en algunos teléfonos de la firma durante este año, pero que se estrenará en elSamsung Galaxy S4, al ser el primero que veremos con Android 4.2 Jelly Bean. Knox es una propuesta similar a lo que vimos también en BlackBerry 10, y que permite disponer de dos escritorios basados en unas pautas de seguridad y privacidad. Uno de los escritorios se emplea en remoto, es decir, que todos los contenidos se localizan y cifran en la nube, mientras que el uso personal se centra en el apartado local del sistema —al menos, todo lo local que hasta el momento puede considerarse—.Samsung se ha esforzado en destacar las virtudes de Knox en criterios de seguridad y agilidad en su funcionamiento, y por el momento resulta muy interesante la propuesta que podremos ver con detalle en el Samsung Galaxy S4.

Fuente: tuexpertomovil