Para nadie es secreto que Valve,  la compañía detrás del servidor de video-juegos Steam ha decidido jugarse el todo por el todo al apostar por extender su plataforma a Linux. Y para que de esto no quede duda, la compañía se encuentra actualmente enfrascada en el desarrollo de una Video-Consola controlada por el OS del pingüino.

Steam-box-480x247_0

Steam Box ya fue presentada durante el último CES, aunque solo como prototipo. La tan esperada consola es la primera incursión que realiza Valve en crear hardware para Steam pero no por ello es menos la confianza y el apoyo que se le ha brindado. Según he podido investigar la compañía se encuentra enfrascada además en la creación de una distribución de Linux basada en Ubuntu que tendrá que cargar sobre sus hombros la responsabilidad controlar esta maravillosa máquina.

La idea que propone la compañía para su consola es: Que funcione con Linux y que además pueda ser utilizada como torre multimedia para toda la casa y para todos los miembros de la misma.

En definitiva: bajo coste y un alto rendimiento, para llegar a ser usada con 8 monitores y 8 mandos respectivamente. Además no tendrá lector de discos o tarjetas, puesto que los contenidos serán distribuidos a través de Steam.

No deja de ser una propuesta arriesgada en un mundo dominado desde hace mucho tiempo por poderosas empresas como Sony y Nintendo, pero nunca está demás darles un voto de confianza, aunque no todos podamos usarla. 😉