Hace unos pocos días recibí una llamada de uno de los ingenieros de mi empresa, encargado en la actualidad del despliegue de un producto que terminamos hace poco para una empresa petrolera cubana. Al parecer había surgido un inconveniente a última hora por un cambio en el ambiente de producción que no fue contemplado en los requisitos no funcionales, y una funcionalidad específica no se comportaba de la manera esperada una vez instalado el sistema.

Después de escuchar atentamente la descripción del error, me di cuenta que la solución no era complicada. “Eso no es problema”, le dije, “desempaqueta las fuentes, accede al fichero X, cambia Y y Z, compílalo y listo”. Parecía simple, y además mi colega iba a ahorrarse tener que regresar nuevamente a la empresa para realizar el cambio aquí y llevarse el build reparado.

Solo que mi solución omitió un pequeño detalle: el sistema no se liberó con las fuentes debido a otro aspecto que hasta entonces no sé cómo no había notado… y es que simplemente la empresa donde trabajo no libera el código fuente de NINGUNO de los productos. 🙁 De hecho, creo que ninguna de las (no muchas) empresas que producen software de una manera u otra en nuestro país lo hace, y en los casos en que sucede, no es precisamente para responder verdaderamente al propósito de hacer el producto inspeccionable, utilizable y mejorable porla comunidad.

Sería muy redundante sumar a este artículo un párrafo que explicase nuevamente la necesidad que tiene nuestro país de utilizar software libre. Las razones ya están más que expuestas en este blog, han sido debatidas en las empresas, centros de trabajo y de estudio, han sido tomadas como referencia a nivel gubernamental para plantear un objetivo: lograr que nuestro país alcance la soberanía tecnológica.

Pero si centramos todo el discurso en que “es importante usar software libre”, pero no en que “es importante de igual manera PRODUCIR software libre”, estaremos cayendo en el problema del huevo y la gallina, porque el software que producimos, es muchas veces a la larga también el software que usamos.

A continuación les comento algunas ideas, planteamientos y preguntas sobre este tema que encuentro interesantes, y que además según mi opinión, son parte de las causas de por qué la mayoría de nuestros productos de software, hoy no son libres.

un software que no es tan	libre_html_m7441a3a1

El software “ES” o “NO ES” libre

Es una sentencia exclusiva, sin términos medios. Un software no puede ser parcialmente libre. No importa cuáles sean nuestros motivos para argumentar por qué no respetamos una o dos de las cuatro libertades. Si seguimos esta premisa conceptual, podemos afirmar que la mayoría del software producido hoy en Cuba, no es libre.

un software que no es tan	libre_html_m2a3985a2

Existe poco conocimiento sobre las licencias de Software

Si existe algún mecanismo o procedimiento en nuestro país para liberar un software bajo una licencia libre, se conoce y se difunde muy poco. Por ende, si las empresas que fabrican software no pueden tener una garantía de que el copy-left u otros aspectos de la licencia se respeten, pues ninguna correrá el riesgo de liberar un software bajo las mismas.

El tema de las licencias libres es un área poco desarrollada en Cuba, pero que es fundamental para garantizar una buena estrategia de comercialización con software libre.

un software que no es tan	libre_html_m7ea32fe4

Entendemos muy poco sobre modelos flexibles de negocio

El modelo de negocio que utiliza una empresa para obtener ganancias con software libre tiene características muy peculiares. Algunas de ellas son tan innovadoras que se contraponen en muchos casos a la “manera clásica” a que estamos acostumbrados a hacer las cosas en nuestras empresas. Esto es sin dudas un choque para personas e instituciones que manejan un mercado que ha funcionado siempre de la misma manera.

  • ¿Funcionará?”

  • Y si ninguna otra empresa cubana utiliza este modelo… ¿cuál será nuestra referencia?”

  • ¿Cómo operan aquí los indicadores X, Y y Z? De la otra forma lo sabía, pero ahora no.”

Son un montón de preguntas que responder y un terreno bastante inexplorado para las entidades empresariales cubanas.

un software que no es tan	libre_html_38395f61La brecha tecnológica es un factor negativo

Sin dudas una de las causas de que los negocios basados en entornos colaborativos hayan tenido tanto éxito, descansa en tener muchas personas contribuyendo al mejoramiento de un producto en disímiles formas. En este fenómeno influye de forma negativa el poco desarrollo de la infraestructura tecnológica en Cuba, que a pesar de haber sido mejorada en los últimos años, aún sigue siendo insuficiente en muchos aspectos 🙁 .

un software que no es tan	libre_html_m70e2be9a

Muchos solo entienden la superficie del fenómeno

En ocasiones la respuesta a por qué en nuestras empresas es escasa la producción y el uso de SL, no es otra cosa que el producto de la falta de información a PROFUNDIDAD de lo que es, y de cuánto puede llegar a beneficiar nuestra economía y nuestra sociedad.

Se necesita solo un poco de “cultura informática” para responder qué es software libre. Tal vez sean necesarios algunos cursos o autopreparación para comenzar a usarlo; pero el conocimiento profundo de su necesidad, la voluntad de usarlo de forma no forzada, y sus ventajas indiscutibles, aún no han sido entendidos por muchas personas, entre los que se incluyen incluso excelentes desarrolladores.

Haz un experimento y pregúntale a las personas que conoces “¿por qué usas software libre?”. Si la persona a la que le preguntaste es una secretaria puede que te diga: “Porque es lo que está orientado”. Si es un ingeniero, a respuesta pudiera ser: “Porque puedo ver cómo funciona, desbaratarlo y recompilarlo”. Si es un directivo pudiera decirte: “Porque así el imperialismo no puede interceptar nuestros equipos”. Y hasta puede que MUCHAS de las personas a las que preguntes te digan: “¿Software libre? ¿Para qué?”.

Ninguna de las respuestas está mal. Lo que está mal es el conocimiento tan ligero sobre el tema que conduce a un pensamiento tan trivial, y que solo es la punta del iceberg.

un software que no es tan	libre_html_5162aa09

Ideas para comentar…

Pudiéramos extender cada una de las ideas anteriores a artículos completos, e incluso adicionar otras nuevas. Pero lo realmente importante es hacer un llamado a todas las empresas que producen software de una forma u otra en nuestro país (que no son muchas, pero sin dudas cubren sectores bastante críticos) sobre la necesidad de cambiar paradigmas en pos de no solo utilizar software libre, sino también hacer el software que producimos, realmente libre.

¿Conoces algunas empresas en Cuba que produzcan software libre?

¿Qué otros elementos piensas que han influido en el modelo empresarial cubano de forma negativa para producir software libre?