Hace unos días publiqué esta entrada muy chula con respecto a un mensaje muy llamativo que comenzó aparecer o al menos se vió en un Nexus con la reciente salida al mercado de Android 4.4 (KitKat).

Resulta que cuando Google lanza de forma escalonada una nueva actualización OTA para sus Nexus algunos usuarios quieren ser los primeros en recibirla y se desesperan si ven que pasan los días y no les llega la esperada actualización. Algunos usuarios llegan a borrar lo datos del Marco de servicios de Google para intentar forzar la actualización vía OTA.

Marco-de-servicios-de-Google

Algunos pensaban que era broma esta imagen y casualmente me encuentro hoy con este mensaje en un post en reddit donde Dan Morrill ingeniero de Google explica el porqué nunca hay que borrar lo datos del Marco de servicios de Google y explica además como va el proceso de actualización OTA de los Nexus:

Dan Morrill explica que borrar los datos del Marco de servicios de Google para intentar forzar la actualización vía OTA cambia el identificador con el cual Google reconoce en sus servidores nuestro dispositivo, es como reiniciarlo de fábrica. Al reiniciar el ID de nuestro dispositivo las aplicaciones que usen el servicio Google Cloud Messenger (todas la de Google y muchas de terceros) dejarán de funcionar correctamente al no tener el nuevo ID de nuestro dispositivo, con lo que perderán la comunicación y mensajes Push con sus servidores hasta que recuperen el nuevo ID. Algunas aplicaciones comprueban con frecuencia cual es el ID de nuestro dispositivo con lo que al rato volverían a funcionar pero otras no lo hacen y habrían que borrar sus datos y caché para que volvieran a funcionar.

Quien quiera actualizar su Nexus a la nueva versión debe esperar a que le llegue vía OTA o actualizar manualmente con el archivo de la OTA y el comando adb sideload. Y sobre el proceso de la actualización OTA esto es lo que ha dicho:

A grandes rasgos lo que dice es que el proceso de la actualización OTA para los Nexus comienza inicialmente para el 1% de los dispositivos durante las primeras 24 y 48 horas. Con esas primeras actualizaciones se obtienen las primeras estadísticas y comprueban errores para luego a los días lanzar la actualización al 25%, 50% y para el 100% de los dispositivos, en un periodo de una o dos semanas.

Dan Morrill pide calma y que no estemos todo el día comprobando la actualización, ya que si no nos ha llegado no nos podrá llegar hasta que Google lance un nuevo lote. Además, de que automáticamente los Nexus comprueban las actualizaciones.

Fuente: Xataka Android