Desde que se hiciera público el anuncio a principios de este año sobre la existencia de una versión en desarrollo de Ubuntu para dispositivos móviles y tabletas, ha sido enorme la tormenta de opiniones, noticias y comentarios que se ha generado en la red de redes. Algunos a favor, otros en contra, pero de lo que no cabe duda alguna, es que la velocidad evolutiva que lleva el recién nacido es por mucho abrumadora, en apenas 10 meses el equipo de desarrollo contando por supuesto con una comunidad que crece a su alrededor ha conseguido tener disponible una versión 1.0 de Ubuntu Touch bastante elocuente.

Ubuntu for Phones

El principal problema radicaba en que, a pesar de muchas insinuaciones por parte de Canonical sobre conversaciones con sus socios y posibles fechas de lanzamiento no se había hecho ningún pronunciamiento sobre un acuerdo oficial al respecto. Al menos no hasta hace unas horas, cuando el fundador y ex-CEO de la empresa, Mark Shuttleworth anunció durante una intervención en  LeWeb conference in Paris , que el primer lote “de acuerdos para poner Ubuntu en los teléfonos móviles’ había concluido con éxitos.

 “We’ve shifted gears from ‘making a concept’ to ‘it’s going to ship”, CNet report him saying, “That has a big impact on the [Touch OS] team.”

Fuera de estas palabras no ha dado muchos más detalles, ni siquiera el nombre de la compañía con que se ha firmado, pero si ha asegurado que el acuerdo hará posible ver Ubuntu Touch corriendo sobre teléfono de gama alta en algún momento de 2014.

Además, en comentarios anteriores también confirmó que los planes con otras compañías siguen en curso.

“We are now pretty much at the board level on four household brands. They sell a lot of phones all over the world, in emerging and fully emerged markets, to businesses and consumers.”

Pues nada amigos, que al parecer aún faltan algunos meses para que podamos ver algún teléfono con Ubuntu Touch en las vitrinas de una tienda, pero ya las aguas van tomando su rumbo y más temprano que tarde se hará el milagro. Hasta entonces tendremos que esperar pacientemente.