Una de las nuevas cosas que nos trae Centos 7 es el uso de un nuevo cortafuegos. Se trata del firewalld que tiene configuraciones distintas a iptables y maneja el concepto de zonas. No obstante a eso, para aquellos como yo que estamos acostumbrados al uso de iptables nos resulta un poco díficil configurar reglas en este nuevo cortafuegos que se parezcan a las anteriores.

Iptables, back again

Lo primero que debemos hacer es detener el servicio de firewalld, que lo podemos resolver con este comando:

systemctl stop firewalld

Luego lo inhabilitamos en el inicio del sistema:

systemctl disable firewalld

Ahora a instalar iptables-services que es el nombre del paquete que nos permitirá tener iptables como en centos 6.

yum install iptables-services -y

Ahora lo habilitamos en el arranque:

systemctl enable iptables

Ahora lo ejecutamos:

systemctl start iptables

Las reglas las podemos escribir en el fichero que se encuentra en /etc/sysconfig/iptables, luego reiniciar:

systemctl restart iptables

Y listo, tenemos nuevamente nuestro iptables en Centos 7.