Hace poco tiempo fue el lanzamiento oficial de la nueva versión de Ubuntu y sus distintos sabores. Si esto es una gran noticia para todos, ahora nos toca afrontar que Jonathan Riddell, el líder comunitario de Kubuntu, se ha retirado del proyecto, aunque no de manera definitiva, sino que va ha enfocarse más en el proyecto KDE, según escribe en su mensaje de despedida.

Jonathan Riddell

Jonathan Riddell

El malestar de Jonathan Riddell ya era conocido, y esto puede que muchos lo esperasen, pero seguramente nadie esperaba que tras el lanzamiento de Kubuntu 15.10, presentase su dimisión. El principal motivo de desacuerdo entre Riddell y la mesa de Ubuntu se debía a las licencias que exige Canonical en sus paquetes, que también afectan al uso de la marca Ubuntu en proyectos asociados como pueden ser la distros que componen el abanico oficial. Riddel mostró su malestar con el Consejo de Ubuntu desde hace tiempo, no sólo a través de sus quejas y malas conductas según Ubuntu, sino tras el rechazo de MIR como servidor gráfico y la cuestión de las donaciones que Ubuntu recibía, donaciones que según Riddell nunca llegaban a Kubuntu. Hace años que Riddell no obtenía un sueldo de Kubuntu ni ningún ingreso, ya que el sueldo lo recibía de Blue Systems, compañía desarrolladora de Netrunner y ligada al entorno KDE en varios aspectos.

A pesar de todo parece que Riddell seguirá trabajando de una manera más indirecta, esta vez a través del Proyecto KDE y puede incluso que se sitúe detrás de Plasma Mobile, uno de los proyectos futuros de este entorno que competirá y hará daño sin dudas a Ubuntu Touch.

En fin, que la advertencia: “el equipo de Kubuntu está comprometido a lanzar [Kubuntu] 15.10 en octubre“, pero “actualizaciones, correcciones y futuras versiones son inciertas actualmente” ha desaparecido de las notas de lanzamiento de la distros. Pero alguien va a tener que dar un paso al frente y hacerse cargo, de todas maneras Kubuntu tiene una comunidad inmensa y en ningún momento peligrará el proyecto.

Fuente: Ubunlog.